NOVEDADES:  ALREDEDORES CÁRCAVAS Pontón de la Oliva

 

VILLAREJ0 DE MEDINA

 EL PICO DEL MUERTO

 

PICO DEL MUERTO

Ochenta años de soledad, de tranquilidad, de estar por encima de todo, de ver pasar el tiempo. Descansando en paz.

Atrás quedó la historia. Historia que solo reconoce a los que ganan y de esos a los que condecoran. El resto, caídos o muertos, según los casos.

En esa historia tú no cuentas, tú no existes. Solo cuentas y existes en la historia de Villarejo.

Sobre ti se cuentan muchos y variopintos relatos. Saben tu nombre, apellidos. Ah, y de dónde eres. Saben lo que dijiste en tus últimos momentos. Saben con quién ibas y hacia dónde.

Son muchas las cosas que saben sobre ti, pero nadie sabe cuál es tu verdad: por qué estabas allí, qué defendías o de qué te defendías, si luchabas por tus ideales o estabas obligado a luchar por los ideales de otros, si huías o atacabas, si perseverabas o desistías…

Lo cierto es que no pasaste de ahí. Ahí, en ese pico, parece que la trayectoria de tu vida varió. Se terminó tu historia de vida y empezó tu historia de muerte. Quién sabe los cambios que tu muerte provocó a partir de ese momento entre tus compañeros de guerra, entre tus amigos, entre tus enemigos, en la gente de tu pueblo, en tu familia.

Tu muerte, seguro que supuso para los demás, momentos de pena, de tristeza, de alegría, de angustia, de liberación, de entusiasmo, de intriga, ...

Esa parte de historia nos la hemos perdido. Tú está ahí, pero tu historia no.

Alguien te cubrió de piedras a modo de mausoleo y durante estos Tumba del hombre del Pico del muertoochenta años, otros han ido cuidando de que siga en pie. Ese alguien anónimo, o esos muchos anónimos te siguen recordando.

El caso es que hoy, ochenta años después, eres un lugar de referencia, con una o muchas historias y además has dado nombre a un paraje, “el pico del muerto”.

Sigue tu descanso, que alguien hace y hará que tu historia continúe y te perpetúes en el valle del rio la madre, en Villarejo de Medina.

Adiós, muerto del pico.

 

.-----------------.

 

Me siento delante de la estufa con Isabel.

Edificio del Ayuntamiento    Isabel es algo más que una vecina de Villarejo, es a la vez enciclopedia y hemeroteca. Lo sabe todo sobre el pueblo y su gente. Sus conocimientos, basados en el trabajo, no te dejan de sorprender. Lo mismo hace jabón, que cura la matanza, que cocina, que ..., que..., que...

   Me dice que antes hacía muchas más cosas.

   Para ubicar Villarejo de Medina me acojo a una vieja fórmula que teníamos en el colegio y voy rellenando con los datos que me aporta Isabel.

   Villarejo de Medina limita al norte por Las Rochas; al sur por la Cuesta de las Eras, los Hoyos y La Serrilla; al este por LaErmita de Villarejo de Medina Eurela, los Centenares, el puente de las Poza y Los Cuartos y al oeste por Los Barranquillos, La Somalla, El Paso y El portillo. Todo ello cubierto de cielos azules y limpios y el vuelo de algún que otro buitre en busca de restos de caza. Entre tanto punto cardinal, el pueblo, está rodeado de laderas de piedra, de aliagas, alguna que otra sabina extraviada y el arroyo Lamadre, de donde parece ser que antaño se sacaban cangrejos, “de los de antes”, a cubos.

   El pueblo está en medio de la nada, entre varios pueblos: Padilla del Ducado, Iniéstola, Santa María del Espino, la Riba de Saélices y Saelices de la Sal. Cada uno de ellos cargado de historia.

   A Villarejo de Medina hay que ir, no se pasa por casualidad. Desde la carretera de Alcolea del Pinar sentido hacia la Riba de Saelices (CM-2113) en el kilómetro 15,900 hay una desviación a la carretera GU-945, que lleva a Padilla del Ducado, a la entrada del pueblo hay que desviarse a la derecha por la carretera GU-936. Esta te lleva a Villarejo de Medina tras aproximadamente 2 kilómetros.

Puerta de la Iglesia   También se puede entrar por la misma carretera, CM-2113, yendo la  desde La Riba de Saelices hacia Alcolea del Pinar.

   Se entre por donde se entre, el punto medio del pueblo es la ermita de la Inmaculada, patrona del pueblo. Es una ermita trilobulada y difícil de datar. La planta del edificio es de cruz griega con sus tres ábsides semicirculares.

   Además de la ermita, el pueblo cuenta con su Iglesia, un Centro de Salud, el Ayuntamiento, el Centro Cultural, el Horno de pan rehabilitado y dos edificios en ruina, la Torre y el Palomar. Por los datos sacados de diferentes escritos bien pueden ser atalayas de vigilancia árabes.

   El pueblo, es como otros muchos en este país. ¿Qué le diferencia?, la tranquilidad y el buen hacer de su gente. Además todo está tan a mano que puedes dedicarte a lo que te apetezca. En su entorno tienes historia, naturaleza, deportes, gastronomía, etc.

   A lo largo de estás páginas iremos descubriendo, con el permiso Isabel y del resto de sus vecinos los pequeños grandes secretos de Villarejo de Medina.Luna llena sobre Villarejo de Medina

¡¡Hasta la próxima Isabel!!